Dardos procaces isotrópicos (autor anónimo) II

12 junio 2010

Quiero que juguemos con los dedos cruzados

Desastre evitado. ¿Es la primavera?  Yo tenía la impresión de que era primavera ahora.

El sol está detrás de un muro gris de nubes grandes. Tengo que despertar. Escalofrío y medio dormida no es una buena mirada y yo no quiero asustar  otra vez.

Cuando me voy, de donde vengo ¿Por qué están mojados? Vamos, no es difícil de entender. Lloviendo. La lluvia es la lluvia. Entro allí  ¿Y después?  Luego, nada más. Sigo un camino. ¿Por qué chapoteo en el lodo? Por que me gusta. Me gustaría que hubiese calefacción,  estoy temblando. Tengo mucho frío. Y la lluvia, la lluvia me hace reír. Me río de todo, todo. Si tengo lágrimas en el bolsillo las tiro por una alcantarilla y me voy  a casa, será mejor que llorar, contigo me río. Pero déjame, déjame, déjame estar a tu lado. No quiero oír nada, sólo el golpe de la gota de agua al caer y no el flujo de sangre, la sangre en las venas. Sigo mi camino. Es una locura.  Pero prefiero ver el color del baile del agua de lluvia ¿Quién dijo que los colores se desvanecen cuando llueve? Amarillo y verde, azul, rojo y morado, negro se reúnen  con sus pequeñas destrezas y llenan el mundo de  felicidad y  belleza.  lo  exponen  como nunca lo hubieran hecho, y en algún lugar, detrás de las nubes, el sol . Pensé que la primavera era el antes del verano. Debo estar equivocada.

Los colores están en todas partes ahora,  llamando en   las ventanas. En el parque donde nos abrazamos y nos besamos. Es la razón del hundimiento del toldo o  una sombrilla. En casa, ellos son los que me escuchan, los colores atrevidos. El color del mundo. Tu color, mi color. Gracias  a la lluvia, que cuando toca mi cuerpo  siento  frío pero veo que pueden llegar al corazón.

Abre tus ojos y mira. Abre tu corazón y escúchame. Huele. Vívelo. Recuerda. Es un bonito día de lluvia. Al igual que una canción de piano, se podía escuchar todo el día el sonido de las gotas chocar contra el cristal, contra el suelo, en mi piel o en la tuya desnudos en la cama y abrazados. Y ¿por qué no hacerlo?  Me pongo mi impermeable  azul, zapatos, no me hace falta el paraguas. No, no ahora. Bailar bajo la lluvia . Siente mil  gotas de lluvia sobre mi cuerpo.  Encontrándote a mi lado y bailando conmigo. Sonreiré, seré la persona más feliz en la tierra. Danza. Tener ahora la alegría de las gotas de lluvia y desprendiendo pensamientos en mi mente y llenando de  sentimientos mi  corazón.

Y cuando la noche llega,  las estrellas diminutas comparten su brillo, dejándole bajó sobre un rayo de nueva luna y color la lluvia. Y luego la mañana viene.

Cualquiera que diga el sol trae la felicidad nunca ha bailado bajo la lluvia.

Anuncios

20 abril 2010

Otro deseo. Deseo no odiarte.

Filed under: Uncategorized — chispa87 @ 21:03
Tags: , ,

Tengo entendido que…De acuerdo, intentaré entender. Está bien dar la impresión de no estar haciendo nada, de no sentir. !Deja de tomar café! Y es que me pone nerviosa, demasiado nerviosa.

El sueño imposible de ser o estar.  No aparente, sino ser. El sueño desesperado, no pareciendo, sino siendo. Apenas me he despertado, no puedo creer que he dormido tanto.  En cada momento de vigilia estar  alerta. El abismo y el vértigo entre como estoy  con los demás y como estoy cuando estoy  sola.  La turbación  y el deseo constante de ser expuesta, para ser visto a través de, tal vez incluso para ser eliminada.

Escribir algo se parece a un orgasmo, paso del te quiero al te odio. Siempre en mi taza de café, así que si nada de esto tiene sentido, me dará algo para reírme después. Y no me sorprendo como algunos que lo hacen del calor que creen que reciben de sus amigos porque puede que no sea más que hipocresía, la falsedad o la simulación de sus costumbres. Me gusta mojar las patatas fritas en el calimocho ¿Y a ti?

Todos se rieron.

Apuesto a que nadie se rió,  pero no me di cuenta de que porqué, estoy ocupada haciendo cosas  automáticamente, me hacen reír cuando tú crees que estás siendo gracioso.

Cada inflexión, cada gesto, una mentira, cada sonrisa una mueca ¿Suicidio? No, demasiado vulgar, es para los mediocres. Pero puedo negarme  a moverme. Negarme  a hablar, de esta manera no tendría que mentir. Miedo a la soledad, no. Ese miedo es para los que son incapaces de oírse a si mismos.  Y es tan extraño, el estupefaciente perfecto para evitar esa deuda irremediable

¿Sabes? Eres una persona súper especial y estupenda. Estar a tu lado es genial. Tienes una magia especial. Y es que hoy en día queda poca gente como tú. Pero podría también venir un demonio que te metiese una estaca por el culo. Nunca se sabe con los tiempos que corren. A veces te odio. Muchas veces me equivoco. A veces soy débil. mi parte mas fuerte y mi parte mas débil se dejan ver por igual,

¿No era tu apodo?  Estoy en la  estacada.  Tuve que salir pitando porque hoy era el día de la hamburguesa y  el café. Y eso significaba una cosa, 10 muertos de  hambre y una botella de salsa de tomate.  ¿Conseguiste el Ketchup?

Y aquí está tu hamburguesa, sin avisar. Así , pasé un tiempo totalmente  angustiada con no olvidar.  Apuntaba todo lo que me pasaba, todo lo que sentía. El problema es que siempre he sido muy despistada, nunca recuerdo de las cosas incluso aunque sean importantes.

Puedo encerrarme  entonces.  No es necesario tocar cualquier pieza con una guitarra desafinada o realizar malos gestos . Lo que tu piensas. Pero la realidad es diabólica. Su escondite no es hermético. Se escurre la vida desde el exterior, y te ves obligado a reaccionar. Nadie se pregunta si es verdadero  o falso, si tu eres  real o sólo una farsa. Esas cosas sólo importa en el cine, y no aquí.  Ahora intento pensar que a pesar que aunque no me acuerde de ellas, tienen un efecto imborrable en mí, me cambian por dentro para siempre, y me influyen  en el hoy de una manera u otra.

Yo entiendo por qué  no hablas ¿Por qué no te mueves, ¿Por qué he  creado una parte de mi misma asida a la apatía?

No me des respuestas, hazte preguntas. Es muy sencillo. Es simple y funciona.

¿Cuando la convicción parece liberación? Es el momento de la inconsciencia ¿Y qué te dice? ¿Qué me dice? que me calle de una vez y apague el piloto automático que es mejor recibir la luz que esconderse de ella. Ser libre no significa elegir cuando sólo se conoce una perspectiva.

Entiendo. Admiro. Odio.  Debo continuar con esta parte hasta que terminaste el  juego, hasta que perdiste el  interés. Entonces puedes salir, al igual que has dejado el resto, uno por uno. Libertad desde el conocimiento o el libre albedrío, aunque implique una costosa conquista y una responsabilidad respecto a las consecuencias de nuestras actos. ¡Que disgusto tengo! resaca quiero  decir…guerra y resaca también.
Se me junta todo. Joder me da rabia ponerme así por una tontería, pero es que….me hace el desavío
Confieso que suelo callar por soberbia pero cuando tú estás enmudezco por cobardía mientras pongo cara de ratón o cobaya diseccionada mientras todavía está viva.

!Calla! anda calla…yo ya no me junto contigo, me estas llevando por el camino de la perdición. Pero como me junto con frikis pues me vuelvo sensible con cualquier tontería. A veces me encuentro con alguien, siempre con el mismo, pero no siempre en el mismo lugar.

A veces, no sé, pero me parece que te odio. Y, no sé, creo que no me gusta nada.

30 marzo 2010

Locuras o sueños

Filed under: Uncategorized — chispa87 @ 21:03
Tags: , ,

Pensé en Nueva York. En Praga. En La Habana. Meterme en un avión que me llevase lejos de este sitio. Me imagine en París. Arrebatada por la idea de vivir en otro lado, otra vida y escapar del lugar ese donde todos son tan frikis como yo,  me quede dormida viendo el Señor de los anillos, de la saga de George Lucas sólo he visto película y media y únicamente he jugado al rol cuando me veo obligada por las circunstancias. Bloqueo de sentimientos.  De manera provocada y a conciencia  me bloqueo mentalmente, en ese bloqueo disfruto y  siento muchas cosas ¿Quieres saber qué? No te lo diré.   Oye pájaro ¿qué haces, dónde vuelas? ¡Mira qué no verte, tiene delito! Hace mucho que no sé de ti.  ¿Tienes novia? ¿Te haces pajas? ¿Sales a menudo? ¿Perfume o colonia? ¡Cuéntame!

En Nueva York. En Madrid. Ni una sola vez me vi paseando por las avenidas, contemplando el mar sentada sobre la arena, rallándome  encima de una roca o al pie de un acantilado. Tenía cuentas que ajustar conmigo misma.

Era la distinción de esa tipografía, la procacidad y elegancia de sus contornos. La confusión del autor al crearla y la sutileza del espectador al elegirla. Ese fondo rojo con esa palabra en verde  simbolizaba el esplendor de lo escueto, de lo sobrio. Se exponía la limpieza del autor y el saber del diseñador. De quién era  ese momento. No sé de quien es esta frase “Nos enamoramos cuando sobre otra persona nuestra imaginación proyecta inexistentes perfecciones” y quizás sea verdad pero todavía no lo sé. No es que llame a mis novios tontos aunque   uno de ellos me llamo “Desperada” delante de su amigo, eso  tuvo su gracia porque prefería al amigo. Me refiero a que todos nuestros actos creativos formulan  lo que tenemos en la  conciencia, quiénes somos en ese momento, en un sentido profundo.

No es viable huir de si mismo. Ya podía subir a  todos los trenes y cansarme de ver campos,  a los aviones y remontar  las nubes,  en barcos atravesando océanos y meciéndome con el movimiento de las olas, allí donde fuera llevaría a cuestas esa cosa rebelde que destila  irritación y ahogo. Dando una y mil vueltas hasta que destrozo lo hecho y me quedo sin nada.  Pero estaba harta de desmenuzar mis pensamientos en un  rincón de mi habitación. Cuando la pasión te encandila suceden cosas extraordinarias. Tenía que irme. Donde fuera. A cualquier sitio.  Lejos. Cómo quedarse sin nada. Son esos momentos en los que desearías que el CTRL+ X  durará desde que inicias el programa.  Quiero un ctrl+X para  toda la vida  o irme al pueblo de al lado. Eso no es lo  importante. Debería   irme a otro sitio. No importa donde.
Volví a casa . Al bonito barrio donde vivo y  puede que pretendiese  volver el tiempo atrás, a aquellos años del colegio o del instituto y después ya sabiendo lo que sé que es muy poco, volver al presente ya aclarado  todo el cuerpo y el alma y con todas las opciones  nuevas para no malgastarlas.

Parece  ser que la ansiedad es compañera de la creatividad. O dicho de otra manera:”La ansiedad es insoportable”. Sólo espero que dure siempre  porque te
recuerdo que un pringado de discoteca en Holywood no es un ingeniero, ni artista contemporáneo, ni tampoco diseñador de renombre. Pero  no me voy a poner a hablar de porteros, hoy no toca creo. Me como tu amor y cago en el infierno.  El beso que me soplas huele alcohol del malo. Di vueltas por la ciudad. De vez en cuando  es bueno enloquecer de deseo por alguien y sentir que ese alguien siente lo mismo.

4 enero 2010

Feliz Año

Ante todo FELIZ AÑO  para todos los que leáis esto.

No sé bien que hago escribiendo aquí si estoy muerta. Pero si, escribo ¡puedo! ¿Lo ves? ¿Puedes leerme? Dime que si, porfi.
Lo bueno que tiene esto de estar muerta es que posiblemente lo que escriba no lo leerá nadie, o puede que si, quién sabe, sólo es una forma de comunicarme con el exterior o con mi interior de cuando aún vivía.  Me servirá para decir lo que me sale de los webos. Mmm vale, vale que soy una tía y no tengo webos, pues entonces lo que me sale de las tetas ¿mejor? Y no es que haya muerto y resucitado contigo a mi lado, ni lejos ni cerca ni en ningún lado como esa canción creo que era de los Secretos o de los Rodríguez, qué importa. Si, de los Secretos, eran esas canciones que escuchaba en el coche con matrícula guiri y me confundían o confundía a la gente,  las oíamos a todo volumen cuando nos llevaban y recogían del colegio. Las confundo,  siempre me ha encantado confundir las cosas, lo confundo todo pero ya no importa nada si estoy muerta y  me siento de puta madre, soy feliz como una perdiz o mejor porque queda más poético y cursi decir que soy feliz como esa estrella que brilla allí en el firmamento a lo lejos sin que se sienta atraída por ningún agujero negro o como un rayo cósmico procedente de fuera del sistema solar que son mucho más enérgicos  aunque también mucho más raros. La fusión de una enana blanca  y  un agujero negro puede ser una fuente de estos rayos, y estas fusiones  pueden producir lo suficiente para ser la fuente más importante de estas partículas energéticas.  En la ultima película de Woody Alen ” Si la cosa funciona” creo que se titulaba y me habría gustado verla en VOS y que por cierto me molo,  pero por que es como todas sus películas, una serie de diálogos inteligentes, un  guión perfecto y una gran historia sin persecuciones de coches, ni batallas, ni muertos y casquería gratuita que hacen que me tape los ojos y no vea nada. Si, ya sé, no es más que una película. bueno que me voy por las ramas, de esa película me llamo la atención sobre todo una frase que se me ha quedado grabada ” cuando sacas toda la pasta de dientes del tubo ya no la puedes volver a meter” Y así es. Y como estoy muerta puede que un día escondido o agazapado te dé curiosidad y leas esto o quizás no ¿Para qué? a los muertos mejor dejarlos tranquilos. Joee que dramática me pongo, pero es lo que quiero aunque no lo siento, no siento nada como los muertos, ni siquiera esa noche en la que iba como en una nebulosa rosa y es que ya me habían dicho que no era bueno mezclar el champan con otras cosas y entonces me vinieron los lapsus o uno solo que me duro una o quizás dos horas o tres en las que no me acuerdo lo que hice, solo que iba enganchada a un tipo del que entonces pensé que me podía enamorar de él perdidamente ¡qué ilusa!  y que al día siguiente ya no me acordaba ni lo reconocí, pensando que era un extraño que se nos había acoplado y que según me contaron las malas lenguas. Aquella noche se me acerco cuando esperábamos al búho un tío alto, delgado y moreno y me dio dos besos, hablamos un rato y por lo visto me reí mucho pero joeee, tampoco me acuerdo de nada, nada, nada. Y es eso, que sigo muerta y se olvidan las cosas, se me olvida todo de un momento para otro, estoy en esa nebulosa simpática en la que me sorprendo porque  los rabinos que dicen que los abortos en el país “retrasan la llegada del Mesías”
Y me pregunto ¿Y si nada funciona?

17 diciembre 2009

Avatar

Filed under: Uncategorized — chispa87 @ 21:03
Tags: , ,

Hay muchas cosas que me gustaría escribirte en estos días, muchas cosas que te podría decir, pero no puedo ¿entonces debo gritar a ver si algo sale de mi boca y lo oyes? Pero no, no te digo nada, mi dignidad me lo impide así que  he descubierto que ya se puede ver on line la película esa nueva y me desahogo. Desde un punto de vista del guión y narración, Avatar o lo poco que he aguantado   no merece siquiera una fracción del bombo que le están dando, pero sólo bajo mi opinión y viéndola en una pantalla de pocas pulgadas.
Y todo lo que quiero no está aquí, pero tampoco sé dónde, me siento rodeada de extras, picados, contrapicados pero mi vida no es un remake, joee que pedante suena todo esto o es quizás la deformación que tengo  en mi cabeza. O tengo oportunidades o no las tengo porque todo lo estrangulo y me tomo un respiro, inspiro, aspiro, me entra aire dentro y me siento satisfecha. Por lo menos respiro, todo está deslucido como las imágenes tridimensionales de la película tan promocionada Avatar que puede ser el escaparate perfecto para los puntos fuertes de Cameron y sus defectos también. Sólo es abrir y entrar y ver los bichos esos raros que parecen que te tocan, los paisajes donde crees poder estar  pero que no huelen y el olor es importante ¿O no? Y todos te dicen como entrar , pero cada uno tiene su propia técnica, la primera vez es al azar, después buscas y cuado encuentras lo quieres todo pero no puedes. Y no vale entrar unos minutos, ver y salirte sin nada. Y miro, observo, trato de robar con los ojos todo lo que se puede sustraer  pero esta escena  es muy difícil, mucho más  dificultosa que nada. Mi técnica no funciona, la imagen que abro se pierde y ciertamente, no eres único, tienes tus momentos en los que oigo los “espíritus puros de la selva” en la mitad que se convierten en algo muy brillante.
Y creo que no veré Avatar, por qué si quitas la alta tecnología, la técnica elegante ¿Qué queda?

O puede que si, que la vea en el cine para ver que es eso de la calidad fotográfica antes nunca vista.

16 diciembre 2009

Frío polar.

Filed under: Uncategorized — chispa87 @ 21:03
Tags: , ,

Tengo frío. Entro en mi cuarto, me paseo por el pasillo,  voy y vengo a la cocina  y abro el frigorífico Todo el tiempo. No entro  en calor. Apenas puedo pensar en lo que quiero hacer. Tres capas de camisetas y un jersey, no dos y tres,   no cambia nada. Los pies descalzos, los calcetines me molestan, me pica la lana. Mejor arrastro por el suelo los pantalones del pijama pero no impiden que el aire y la humedad de la densa niebla que hay fuera recorran mi piel. Puedo ver lo que  necesito hacer, pero nada parece registrarse o me hace  falta para empezar. Inútil  ponerme guantes, bufanda y gorro. Todo es innecesario porque el frío lo siento  dentro. Mis huesos son estaláctitas en los subterráneos de mi cuerpo. No quiero pararme a pensar. No quiero conclusiones, nada, quiero mi  sueño. A veces, los pensamientos van y vienen como sombras fugaces de las farolas de la calle que se reflejan en el techo mi cuarto. Que el calor de las noches pasadas se desvanezca por aquellos que visten bufanda fuera del invierno. Y sé que me quiero despertar en otros días jugando al escondite e ir buscando entre las nubes y las estrellas. Cerrar los ojos y dejar que me desvistas. Abrirlos y soñar, reír. Sentir como me miran tus ojos mientras los míos permanecen cerrados.
Puedo ver los pensamientos  que aparecen tras la ventana y a los enanos que también tienen frío. Uso el edredón de mi cama, pero no es suficiente. Necesito un calor diferente al que puede dar el fuego. Esculturas congeladas que irradian su helado  aliento en todo mi cuerpo. Aliento que congela mi sangre de piedra, mis músculos, mi cuerpo entumecido. Me asfixio entre las paredes de los extremos demasiado fríos  en contacto con mi piel, la colisión entre el frío y la temperatura ambiente provoca temblores incontrolables.
Mi cerebro está neutralizado por el  invierno. Funciona lentamente, manteniendo su preciosa energía vital para realizar las acciones cotidianas: beber, comer … aprovechando la grasa de mis recuerdos.
Sólo que esta continúa en  desaparición de las nociones de tiempo, espacio y lugar . Sólo una visión fugaz. Esto me asusta más de lo que creo.

15 diciembre 2009

En el sofá con “El tercer hombre”

Cuando me siento en el sofá a ver en la televisión alguna película  me atonto y entonces  viene él buscándome y se aprovecha de mi.
MP británico: Lo siento, señorita, son órdenes. No podemos ir en contra del protocolo.
Anna Schmidt: Yo no sé ni lo que significa protocolo.
MP británico: Ni yo, señorita
Se pone a mi lado y se aprieta muy fuerte contra mi sin apenas dejarme sitio, me siento acorralada en el rincón más duro casi clavándome el apoyabrazos en las costillas.
Es un lugar interesante, Martins. No  puede hacer el trabajo, no puede seguir con su viejo amigo, no puede despejarse lo suficiente para resolver el misterio y no puede conseguir a la chica.
Empieza frotándome las mejillas primero suavemente y después me mira con esos ojos que dicen que está buscando un poco de atención amorosa. Le acaricio su cara y cierra los ojos inclinando la cabeza hacia atrás y a la vez emitiendo sonidos de placer. A medida que continuo acariciándolo se estira más y se me pone encima extendiendo sus piernas, apretándose más a mis dedos, besándomelos, metiéndoselos en su boca.
Yo creía que “El tercer hombre más bien era simplemente una película de misterio, cine negro pero me he dado cuenta que también es una historia de amor que finge ser un misterio
Cuando llega a ese punto en el que le toco la espalda noto como se vuelve medio loco y pierde el control de si mismo, al continuar, se retuerce en  éxtasis pero yo sé que él todavía  quiere más. Sus ojos se abren y su cabeza se vuelve para averiguar por qué me he  detenido. Me río y vuelvo  a darle lo que quiere.
Y aparece entonces lo que en mi opinión es una de  las mejores escenas de la película. Cuando los dos están juntos. Cuando aparece  borracho y con las flores tal vez una de las escenas más tristes y mejores de todos los tiempos.
Continuo hasta que se da la vuelta satisfecho y se acurruca otra vez en el sofá a mi lado, entonces me habla, me dice con una voz muy suave “Guau, guau”

En cuanto a género creo que la razón de que sea considerada una gran película (más allá de la actuación, la fotografía y la música) es porque hay muchos aspectos a considerar dentro de ella:  thriller, cine negro, de misterio, el comentario histórico-social, historia de amor, comedia de humor negro, desquiciada “amigo” de película – y, por último, juegan con la ambigüedad moral, la moral, en una época en que normalmente no podría manejar la ambigüedad

27 noviembre 2009

escondida bajo la cama

Filed under: Uncategorized — chispa87 @ 21:03
Tags: , , ,

Ya no existe la magia, se desvanece o se quedo perdida allí cuando era niña. Pero me vuelvo a meter como entonces debajo de la cama y poder utilizarla como entonces para que mis botas no me dieran golpes cuando me escondo en esa zona oscura donde nadie me encuentre y pueda estar sola. Me aplasto contra el suelo que está solo a unos centímetros de mi nariz. No conozco sitio más seguro, un lugar anónimo, pero aún así los zapatos, los calcetines y las pelusas me dan problemas. Y mientras estoy aquí escondida aprendo a predecir el comportamiento de los tobillos y de los pies. Y las zapatillas se deslizan conmigo, como nunca las uso me hacen compañía. Aplacada intento arrastrarme mas dentro, al último rincón negro. Desgastado y roído un calcetín se desliza por el suelo y me toca la rodilla ofreciéndome su mano para sostenerme la mía. Podía haberme pedido que matase por él y lo habría hecho. Y seguía aferrada, adherida al suelo como si fuese una lamina de plástico sin ninguna forma por si alguien venía con una escoba y la mete no sienta que estoy allí.
Es una pena ¡lástima!
Me podía haber curado con mucha facilidad, me podías haber curado fácilmente. Tu me podías haber curado simplemente. Sé que es difícil, es duro. Sé que las decisiones no tienen que significar un problema, pero yo me rallo y quiero algo bueno en la vida.
Tu no quieres, nunca dijiste.
Y cada vez que levanto el talón del suelo me haces una oferta. Le doy la espalda a la poca luz que se asoma debajo del edredón y hundo cada vez más mi cuerpo contra el suelo. Después de esto no hay ninguna sorpresa. Los hombres descalzos son todos iguales. Toco con mi mano el suelo para respirar mientras ya casi no puedo aplastarme más y espero el día en que encuentre la magia o crezca lo suficiente para tener un lugar propio y no este suelo frío, este rincón oscuro en donde solo me hacen compañía una zapatilla y un calcetín usado.

16 noviembre 2009

Un bar

En_la_feria

Estoy en un antro oscuro, con la música muy alta, hay gente sentada en unas mesas llenas de vasos vacíos,  llenos de cerveza y otras cosas. Algunos fuman en pipas de agua a saber qué. Yo estoy en la barra sentada en un taburete que más bien parece el palo de un gallinero. Me siento como una gallina en corral ajeno.
A mi lado hay un tío que está con una tía, se besan, hablan, ríen. Ella coquetea con el y el pone cara de tonto. Parecen enamorados.
Miro otra vez a la gente de las mesas mientras una amiga me cuenta su última noche de sexo con un desconocido del que no sabe ni su nombre. Vuelvo a mirar a la pareja del al lado pero ella ha desaparecido. Mi amiga me dice que el tío la tenía pequeña y que había aguantado muy poco. De pronto noto una mano o un brazo sobre mi cintura mientras me pregunta  al oído que como me llamo. Mi amiga dice que se había quedado insatisfecha y que necesita quitarse el mono de encima. Hago que mi vaso sirva de protección para que el tío no se acerque tanto a mis labios. Y siento su peso sobre mi rodilla mientras me dice que no importa, que tiene novia pero que yo soy un bombón.
Me lo quito un poco de encima mientras miro hacia arriba, al techo evitando los ojos del tío, me traspasan, siento que me desnuda y oigo como me balbucea algo acerca de una perra flaca que no entiendo. Al final se va y vuelve a aparecer con la que es su novia, o eso creo.
Me voy al baño donde las paredes están  sucias, el water manchado. El espejo es ligeramente más reflexivo, es humo.
Saco de mi bolso un lápiz de ojos negro  increíble y una barra de labios naranja profunda que se convierten en mi punto de interés, me encanta dibujar en mi cara. Dibujo una estrella naranja en mi ojo izquierdo y en mis labios un ojo y espero con esto repeler a esos tíos que tienen novia y se me acercan. Creo que el tío olía como mi padre, pienso. ¿O será que estoy borracha?
De repente siento a través de las paredes como unas bombas de sonido electrónico que se hunden en mi piel. Salgo y veo que están montando instrumentos para tocar algo. Recuerdo que no sé donde estoy y me acerco a la pista de baile. No es un una pista, es un escenario o algo parecido donde hay una banda, el que parece cantante está alarmantemente pálido, muy delgado y lleva un sombrero negro de fieltro, pantalones de cuadros muy ajustados, sin camisa, el pecho descubierto. El que toca el bajo es musculoso, me lo podría llevar a casa después del concierto. No, mejor al delgado pienso. Se acerca otro tía a mi ofreciéndome un piti de esos mágicos y se lo agradezco con una sonrisa. Me dice que está impresionado por la estrella de mi cara y le pregunto si le gusta mi ojo. Saca su móvil y se pone como un obseso haciendo fotos. Un ojo con la lengua fuera resulta fotogénico por lo visto.
Se me acerca otro tío totalmente pedo, me pide que le dibuje un ojo en el culo. Me doy la vuelta riéndome, pasando y el se enfada y me pega un puñetazo en la estrella derecha.
Me piro a casa, la mañana siguiente me despierto con el ojo morado. No importa, soy  un fantasma.

12 noviembre 2009

Enjaulada

caged

Mi mundo es como una jaula en el que me rodean barrotes y siento hambre.

Me paso los días en una esquina agachada, encogida en mi mundo cerrado,  en unos metros para hablarme a mi misma. Podría estirarme pero ¿Para que? Soy pequeña después de todo ¡Qué importa! No quiero, Quiero estar lejos de la puerta de mi jaula tanto como pueda.

Para ser sincera no sé que fue lo que me trajo aquí, un día me desperté y me di cuenta. Me alimentan todos los días y me dejan usar el baño y las personas que me visitan vienen enmascaradas. No sé si son hombres o mujeres ¡No importa!

Me pregunto a menudo donde estoy  ¿Estoy en la misma ciudad? ¿He sido llevada a algún otro sitio? ¿Si yo fuera a escapar, qué encontraría fuera de las paredes de mi jaula? A veces pienso en cosas superficiales, como en lavarme el pelo, una ducha de agua muy caliente o qué vestido ponerme. Solo pensar en eso, no pensar en nada más sería maravilloso ¿no?  Quisiera pensar cosas felices pero solo recuerdo antiguos programas de televisión que me han gustado, películas que suelo ver. Todo es fantasía, nada real.  Y entonces para no pensar fantaseo y pienso en que alguien me viene a salvar  mientras la puerta de mi jaula se abre y allí aparece Jocker con su pelo verde y su boca rasgada que sonríe siempre. Y sueño. Mi mente vaga  y entonces encuentra el camino para que me acerque a él. Tiene esa cara de tipo duro pero dentro lleva un corazón grande que permite que me acerque y puedo hablar, tenemos una conversación  sobre el tiempo que llevo encerrada en esta jaula.
Creo que el me oye. En mis sueños por la noche hablamos mucho. A veces hacemos más cosas que hablar. Sé que soy una indecente, una impúdica y obscena provocadora. Pero llevo mucho tiempo aquí encerrada. Pero en mis sueños mi pelo es largo, me llega hasta los pies, es brillante y está ondulado y baja por mi espalda. Me pongo un vestido largo que cae en cascadas alrededor de mis pies y él está delante de mi con su esmoquin y un sombrero de copa. No sé por qué lleva sombrero. No importa. Pero el es Jocker y puede llevar el sombrero que quiera.
Me ofrece su mano y yo la cojo, tira de mi hacia a él,  bailamos, bailamos como Fred Astaire y Ginger Rogers en “Bailando bajo la lluvia” pero sin paraguas. Nos mojamos. Suena una música que no sé de donde viene y giro alrededor  como si yo fuese el aire y él la luz. Su mano sobre mi espalda atrapándome, sujetándome según damos vueltas y vueltas en una pista llena de piedras. Mis manos sobre sus hombros que me trasmiten descanso, me siento como una dama o como una puta. No importa. Y el es mi Señor. Giramos y giramos y no quiero dejar de bailar nunca, pienso que el baile nunca acabará.  Y sonríe mientras bailamos con sus ojos llenos de bondad y cariño y lo miro envolviéndole la sonrisa, demostrándole la felicidad que siento. Sabe como me siento por dentro cuando bailamos, no hace falta hablar por que con mis ojos le enseño mi sonrisa.
La melodía  cambia y  el ritmo se convierte en algo más lento, más suave, más romántico. Él me abraza más fuerte y el baile se convierte en un balanceo. Mecerse suavemente hacia atrás y hacia adelante, yo pongo mi cabeza sobre su pecho.. Él no puede ver mi sonrisa, mi alegría, pero sé que él se siente igual que yo puedo escuchar su corazón latir. Lenta y constante que late dentro de su pecho.
Me despierto entonces y me doy cuenta que mi amante ya no está, se ha ido. Jocker me ha dejado y estoy otra vez sola, es cruel pero me hace reír. Me rodean las barras de hierro. El calor me ha abandonado y ha sido sustituido por la frialdad de mi jaula, mi prisión. Hay un plato de comida fuera de los barrotes. Miro a mi alrededor desesperada, a ver si veo algo más fuera de la jaula, algo. No hay nada, no hay nadie. Las lagrimas se deslizan por mis mejillas mientras recuerdo mi sueño.

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.