Dardos procaces isotrópicos (autor anónimo) II

9 junio 2010

Mujer fatal

Filed under: Uncategorized — chispa87 @ 21:03
Tags: ,

Escribo por que tengo que asimilar que tengo las manos con alas, con sus dedos de oro, grandes, bonitas, fuertes. Me marcan los límites de mis alegrías y de mis penas. Pero ahora no soy yo, no, estoy escondida y me dan ganas de saltar, de gritar ¿por qué tengo que gritar? Si lo que realmente quiero es un baile de máscaras con miradas intensas, desnudarme, palabras fuertes cargadas de sentido, de doble sentido, sentido ardiente y después calmarme, sin ser vista.

Escalofríos interminables, un último aliento.  Brazos abiertos que me abracen y los dedos que se claven cada vez con más fuerza en mi carne. Besos que aspiren mi sangre, besos suaves y dulces o tremendamente apasionados. Solicitante de viajes sin fin, llegar rápido a la puerta , besándonos en el ascensor, besos que vuelan , que soplan.

Música de Muse, RHCP. Y tú lo más cerca posible de mis huesos. Mis manos no son rápidas, no son decididas, solo vuelan y la caída es rojo aterciopelada. Al grito de mi desmesurado deseo,  el poder que se apodera de mí y me llena en la que yo como una sedienta hace vibrar todas mis cuerdas, quemó toda mi pasión, mi  carne, desesperadamente.

.Así que tengo  que escribir y poner en desorden el proyecto  y sin embargo, tan verdadero, todo lo que siento y allí están mis batallas. Mi carne no renunciará porque tiene hambre. Mi cuerpo me guía y me escucha. No me libro de cualquier lucha contra mí misma, ni contra los molinos de viento. Voy a escuchar a mi rebeldía, mis deseos, mis impulsos, mis locuras.

No lucho en tus manos, las que me atraen con fuerza, las mismas que son tan dulces cuando te lo pido. Tengo que saber más, aprender insaciablemente para escuchar las palabras y sus temblores, hablar  y decirte  que tu mirada me penetra, me deja huellas hasta el infinito. Voy a escribir más, mi cuerpo te habla por los inescrutables caminos de un sueño.

Y vuelo lejos, muy lejos. Mis manos con dedos de oro. Vengo esta noche a contar una fantasía más, un ensueño salvaje como refleja Toy Garnett en El cartero siempre llama dos veces en la relación entre Frank Chambers (John Garfield) y Cora (Lana Turner) Si, mis dedos se convierten en garras de mujer fatal al final.

Mis brazos con garras que me llevan y me hace más empequeñecida. Me llevan a donde sé que me llevan. No sé cómo decirte lo que quiero y lo que soy porque me muevo hasta el infinito, la inmensidad de  diez dedos en el infinito de tus ojos .

Anuncios

1 comentario »

  1. La tendencia la infinito de los dedos es una batalla perdida contra la emoción irreal del contacto. Cuando la emoción está en ese instante infinitesimal que separa el acto del deseo, todo se torna del color de la ausencia.
    Estas palabras que has escrito me han gustado especialmente.

    Comentario por Hârum — 10 junio 2010 @ 21:03 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: