Dardos procaces isotrópicos (autor anónimo) II

26 mayo 2010

ya todo olvidado

Filed under: Uncategorized — chispa87 @ 21:03
Tags: , ,

Las palabras yacen como pequeñas golosinas en el teclado, el polvo las recubre con su grueso manto cuando de repente un espacio virgen, pálido y enfermizo, decide rebelarse. Estampado en la pantalla, se adentra en mi cuerpo, en mi sangre, mi alma y toma el brebaje de las sombras. El negro se me derrama encima con la suave voz de su amo, escritor maldito. Esta noche no, es demasiado oscura, las palabras grises como si escribiese un pincel usando una paleta trasparente. Yo no sé escribir, ni siquiera describir los colores de las horas en los últimos tiempos.

¡Tonta! Pienso, aporrearé de cualquier forma el teclado, registraré sus entrañas, recogeré su carne, destruiré tu alma, ¡tienes que contar tanto!  Me responderá. Sólo el momento de oscuridad que hubo justo antes, cuando la concentración de números y letras no salían de mis ojos y rodaban por mi columna haciéndome sentir escalofríos. Juntos. En silencio, reír, mirar, besos robados,  tropezones en las escaleras.

Continúa la voz.  Trazaré una línea, letras, letras sin palabras. ¡Venga, otra! Se rompe con violencia a través del silencio. Las ráfagas hierven en mi. Otra, sin mucha convicción. Una palabra, después otra, me falta tiempo. Mi cerebro es lento, pesado y mis movimientos con  miedo, pánico mejor dicho. Mi corazón salta. No hay nada dentro de mí que quiera salir. Todo está  escondido, aunque ardiente, un pequeño volcán en erupción constante. Me gustaría recordar por un momento cada palabra seductora que salió antes de ir ganando letra a letra su significado, recuperar por un momento esos  cinco o diez minutos.

Finalmente  escupe fuego, esparciéndose los “Te quiero yo tampoco”, en una página en blanco y se estrella en las primeras líneas pintarrajeadas. Es mi corazón, quién sabe, hasta entonces no lo había visto o tal vez no le presto atención o es que está muerto, me pregunto, y si está muerto cómo ha ocurrido. No puedo recordar más. Es demasiado trabajo  vivir estas emociones y después escribirlas aquí, en está página en blanco. Algo me estrangula.

Y me digo ” Con esto, no iré lejos ” Sigo aporreando el teclado, abro las herramientas y lo  pinto todo de rojo, rematado con blanco y negro.  Parece que ha quedado bonito pero no significa nada. Sólo es la intención de robar los secretos de un libro, cada palabra, cada letra. Siento en mi cuello, su aliento cálido, en  mi pelo. Me doy la vuelta me parece que oigo el eco de tus pasos.

Bueno, veré. Pienso. Esto me trae recuerdos. Evocaciones en las que cuando escribo mis dedos tiemblan, mi corazón se acelera, vibro, la pantalla se llena, siento como mi sangre gotea. Todo mi cuerpo entra en trance. Todo rechina en ti y hace que mi cuerpo viva.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: