Dardos procaces isotrópicos (autor anónimo) II

30 mayo 2010

Hierba en el …. felpudo, coño, chichi…… cuántos nombres para una sola cosa

Filed under: Uncategorized — chispa87 @ 21:03

 

¿Te acuerdas de Martín Hache? “Ya no soy un chico, esa es mi frase favorita de los dos últimos años, por lo menos una vez al día alguien me la dice. O sino que ya soy un hombre y algo tengo que hacer.
– Vos te lo tomas en joda pero es así” Y esto hay que leerlo con acento argentino ¿No?
Y la tierra gira, da vueltas y vueltas. Incluso las bolas o las pelotas. Sin embargo a diferencia del los hemisferios terrestres las o tus pelotas no son objeto de documentales de National Geographic
“No, es que no me queda claro que es eso de ser un hombre. Parece que quiere decir que se acabó la libertad y empezaron las obligaciones”
La época de exámenes  saca lo peor de mí y por eso lo cuento aquí, yo tampoco soy ya esa niña buena que era antes a pesar de las obligaciones.
No es como de costumbre, que por una broma fuera de lugar se convirtió en Michael Douglas en “Falling Down” o oir a Oasis cantar “The summer sun
It blows my mind
It’s falling down on all that I’ve ever known
Time to kiss the world goodbye
Falling down on all that I’ve ever known
Is all that I’ve ever known….”
Aquí estamos en niveles mucho peores.
Me siento a cantar “Oh Happy Day” pudiendo ser, la piimipampum nueva y sádica  en “Saw”  donde lo importante no es la música, ni lo  son los efectos especiales. Lo importante es el agobio y la tensión que produce que hacen que me haya perdido casi todo por poner mis rodillas delante de los ojos.
“Buscar razones para vivir es una buena razón para seguir viviendo, y si no las hay, hay que inventárselas”
Es una pasión incontrolable, que va de la mano con el hospital psiquiátrico.  Y entonces, por raro que parezca en estos días, joee suena esto como un anuncio de compresas, me gustan más incluso que antes los seres humanos.
Y nunca termino, ya sé Javi que estoy volviendo q escribir cosas enrevesadas y poco entendibles, perdona. No me sale otra cosa, sólo son tareas trasnochadas de sueños y amores, de cortes  para cortar hasta el colapso. Aprender de todo en cada despertar antes de que comience el baile y de decirle adiós a la luz ultravioleta y que si me enamoro no es como Romeo y Julieta que se trago el veneno y murió abrazada a él ¡pobre!
Sólo  es que pierdo el hilo de lo que digo y vuelvo al punto de no retorno viendo películas de Sofía Coppola. Así, siguiendo perdida o pretendiendo perderme porque sinceramente, es más fácil perder que fingir perder la realidad siempre en el mismo punto y creyendo que llego a conclusiones cuando en realidad me encuentro en el punto de partida. Un círculo maldito, esperando esos signos que no llegan a tiempo.
 Ni tampoco me enamoraré como como Ewan McGregor y Nicole Kidman en Moulin Rouge.  Poeta bohemio que enamora con sus versos y cortesana de destellos en la mirada que acaba muerta gracias a la tuberculosis ¡Toma una de destripa películas! ¿Pero quién ya no la ha visto?
No, así no. En absoluto.
Un día me perderé en terrenos baldíos donde aparcerá un asesino en serie que mata lugareños  como en Scream, nadie está a salvo de esas pesadillas y yo en mi ignorancia me río o me tapo los ojos con las escenas macabras sin que valgan las reglas de las películas de terror. No, no  soy idiota y pienso que hago confesiones como Drew Barrymore en Una mente peligrosa. Pero no, la película me dice que nadie va a venir a salvarme, no puedo escapar porque no sé donde está el asesino. No puedo gritar, nadie va a oírme y me sumergiré en una espiral fuera de control. Pero que se joda.
Y ahora ¿Qué haces? ¿Te limpias el culo con papel higiénico rosa para sentirte más estrella aún? Mejor ver This isn’t Love y escapar de la mafia. Sin amor, sólo capricho y una película bastante mala y detestable, amores que nunca podrán ser vividos O escuchas This Is Love de Georges Harrison
 “…..This is love, this is la la la-la love
This is love, this is la la la-la love….”
Y yo me río.

Javi, como ves no he puesto ni tetas ni nada, sólo hierba.

Esta foto no es mia, es de Natacha Gundermane

26 mayo 2010

ya todo olvidado

Filed under: Uncategorized — chispa87 @ 21:03
Tags: , ,

Las palabras yacen como pequeñas golosinas en el teclado, el polvo las recubre con su grueso manto cuando de repente un espacio virgen, pálido y enfermizo, decide rebelarse. Estampado en la pantalla, se adentra en mi cuerpo, en mi sangre, mi alma y toma el brebaje de las sombras. El negro se me derrama encima con la suave voz de su amo, escritor maldito. Esta noche no, es demasiado oscura, las palabras grises como si escribiese un pincel usando una paleta trasparente. Yo no sé escribir, ni siquiera describir los colores de las horas en los últimos tiempos.

¡Tonta! Pienso, aporrearé de cualquier forma el teclado, registraré sus entrañas, recogeré su carne, destruiré tu alma, ¡tienes que contar tanto!  Me responderá. Sólo el momento de oscuridad que hubo justo antes, cuando la concentración de números y letras no salían de mis ojos y rodaban por mi columna haciéndome sentir escalofríos. Juntos. En silencio, reír, mirar, besos robados,  tropezones en las escaleras.

Continúa la voz.  Trazaré una línea, letras, letras sin palabras. ¡Venga, otra! Se rompe con violencia a través del silencio. Las ráfagas hierven en mi. Otra, sin mucha convicción. Una palabra, después otra, me falta tiempo. Mi cerebro es lento, pesado y mis movimientos con  miedo, pánico mejor dicho. Mi corazón salta. No hay nada dentro de mí que quiera salir. Todo está  escondido, aunque ardiente, un pequeño volcán en erupción constante. Me gustaría recordar por un momento cada palabra seductora que salió antes de ir ganando letra a letra su significado, recuperar por un momento esos  cinco o diez minutos.

Finalmente  escupe fuego, esparciéndose los “Te quiero yo tampoco”, en una página en blanco y se estrella en las primeras líneas pintarrajeadas. Es mi corazón, quién sabe, hasta entonces no lo había visto o tal vez no le presto atención o es que está muerto, me pregunto, y si está muerto cómo ha ocurrido. No puedo recordar más. Es demasiado trabajo  vivir estas emociones y después escribirlas aquí, en está página en blanco. Algo me estrangula.

Y me digo ” Con esto, no iré lejos ” Sigo aporreando el teclado, abro las herramientas y lo  pinto todo de rojo, rematado con blanco y negro.  Parece que ha quedado bonito pero no significa nada. Sólo es la intención de robar los secretos de un libro, cada palabra, cada letra. Siento en mi cuello, su aliento cálido, en  mi pelo. Me doy la vuelta me parece que oigo el eco de tus pasos.

Bueno, veré. Pienso. Esto me trae recuerdos. Evocaciones en las que cuando escribo mis dedos tiemblan, mi corazón se acelera, vibro, la pantalla se llena, siento como mi sangre gotea. Todo mi cuerpo entra en trance. Todo rechina en ti y hace que mi cuerpo viva.

16 mayo 2010

Es un farsante

Filed under: Uncategorized — chispa87 @ 21:03
Tags: , ,

Habíamos terminado el ritual de saludo que enviamos al mundo, se abrió por los destellos. Yo estaba sola con la luna y la nieve. Cuando lo conocí por primera vez me subyugaron sus palabras, me quedaba con la boca abierta de admiración mezclada con una gran sonrisa unas veces y otras con grandes carcajadas. Me deje encantar por él como si de un mago del bosque se tratase en medio de una noche clara.

Porque la vida no es un desfile de procesiones de sueños o  victorias coronadas con crema batida y  champán ni de galletas que ponen brillo al  hielo.

Un día, o puede que una semana, quizás unos pocos meses los mecanismos de rescate de las brujas se evaporaron en el halo de los copos de silencio. Con su pasión y su calor había inundado muchos ratos de mi vida. Me encantaba el tono de su conversación la forma en que sentía que tendía sus brazos hacia mi. La vida también es real. Era una especie de samurai que lucha con espadas y se contornea con  técnicas secretas capaces de matar a un hombre de repente.

Al parecer,  venía envuelto en una burbuja de desinterés color morado oscuro en todo lo que no es de lujo pomposo y socialmente visible bajo un  neón impertinente.

Pero en realidad era un farsante, un mentiroso o no sé como llamarlo, quizás un falso. Cuando la ilusión puso fin,  la luz oblicua fue filtrada a través del polvo de mi cuarto y así acabó todo. Al llegar a conocerlo mejor, su presencia se cambió en presunción y su gracia no hace nada más que demostrar su suficiencia, su egoísmo.

Si, en realidad me he dado cuenta que es un farsante, no dice lo que siente o lo que piensa. O mejor dicho, es falso todo  lo que dice y no dice lo que piensa, engaña con palabras bonitas y huecas. Expresiones seductoras  que no son ciertas. Lo adorna todo con bellas metáforas que parecen indudables.

Eran  días en que la vida era como una caja de bombones, excepto que cuando probaba el primero y me daba cuenta de que dentro tenía un licor amargo. Aunque en el el paquete había otros que estaban llenos de praline con trocitos de nuez.

Descendía en llamas como la mayor  belleza del mundo y negaba el más mínimo intento de que me aproximase. Es imposible llegar a la comprensión, el encanto o el interés. Pensamientos dispersados, quemados, arrojados al cielo con la esperanza de ser mejor que cuando escuchaba  susurros en mi  corazón. Sus pasiones  tan sólo servían para dorar la imagen que tienen los demás de su vida. Pero no me daba cuenta.

No hay  cautividad  con alguien que empuja las barreras, que quiere aferrarse a las muñecas o los tobillos.

Evito el remordimiento, la ansiedad, las quejas y las ráfagas de las preguntas inútiles, las imágenes fantasmas y los retornos de vacío que cuelgan de los fondos que no están conectados a nada ni a nadie visible, destruido a causa de una palabra todas las pasiones frágiles

A pesar de que frustra el amor y el afecto. Es el mayor aguafiestas que he conocido.

Tengo que hacer un ejercicio de extrema negación de mi misma, a punto de estallar y lanzar el resentimiento que provoca en mí, no  lastimarlo y dar a conocer todo lo que despierta la ira, la incomprensión y disgusto.

Si lo hiciera, habría ganado. Está fuera de dudas  Es un reto, una batalla constante y un misterio.

14 mayo 2010

cosas feas

Filed under: Uncategorized — chispa87 @ 21:03
Tags: , ,

Buscando una respuesta. Triste, sin un rastro a seguir. Inconscientemente consciente de que el final del camino  no puede ser un abismo. Como en una  vieja película. Una carrera hasta el final. Un salto en silencio. Pero no, pero no. Una etapa después de saltar a un precipicio. Un silencio. Pero no, pero no. Nada termina. El vacío se está transformando. Nada en los extremos. El vacío. Se convierte en algo más. Y otra vez, para tejer la trama de una tela diferente. Ojos tristes hacia algo desaparecido. Un simple esfuerzo de voluntad. Una sonrisa con demasiados significados para ser realmente tomados en cuenta. Ahora desaparecido. Un simple esfuerzo. Una mirada que no necesita palabras. Básicamente,  creo que es muy difícil dejar de lado el egoísmo, el resentimiento. Todas las cosas que pueden ser barridas por un soplo de viento. Tal vez un buen golpe, pero nada tan intangible. Creo que tengo la fuerza para hacerlo esta vez, mirar hacia adelante sin dejar que me coma demasiado la gastada imagen. Un puñado de fresas y la amargura que queda la  aspiraré. El deseo de azúcar. Por favor, azúcar. Disuelto en grandes tazas de leche. El deseo de la pintura en la pared, una historia de amapolas rojas  como naranjas, rojos vivido como una cama. Nada de  remordimiento. Nada de rencor.  Sólo una nueva forma de ver el sol. Nuevos ojos para mirar un cielo que nunca he querido ver. Bonito. No replantearme nada otra vez. Sólo una nueva forma de ver el día. Nuevos  ojos para mirar un cielo que nunca he querido ver. Bonito. Debe ser hermoso.

5 mayo 2010

Algún día quiero saber la verdad

Filed under: Uncategorized — chispa87 @ 21:03
Tags: ,

Fue rápido, improvisado, como un río desbordado, que poco a poco crece más y más,  después se  sale de su cauce, como una cascada se precipita. Así fue. Así es.
Era todo tan extraño, incluso para verlo salir de su casa en una mañana tranquila en la ciudad que sueña junto al mar. Se me ocurrió sonreír, no sentí  ninguna duda, no tuve miedo. Su cara, su sonrisa y la vida, un rostro brillante y fuerte que me inundo de confianza. Un reyezuelo con una camiseta azul como el color del cielo. Un abrazo rápido que estaba decidido. ¿En tu casa o el la mía? Como en el anuncio pero no hizo falta me llevo directamente a la suya. Una casa bonita, dice que me la enseña y le digo que no hace falta. Ya estábamos abrazados.   Caricias en la tarde y un beso, unas caricias. Ascender, dejar que se empape. Lo mejor de la intimidad es lo que se descubre. Sentimientos. Emociones.
Comprobar con los dedos que está excitado. Otro beso, lo toco y el me responde, de repente siento que me quiere. Arquea los riñones para que me sienta mejor. Me siento segura. La punta del cinturón sale fuera, lo cojo y sale todo hacía mi, sacudida como por una corriente eléctrica tiemblo, jadeo . Estamos apoyados en un mueble, quizás una estantería, él de pie y yo sujeta a una de sus baldas con mis muslos abrazados a su cadera.  ¿Quizás una pausa? ¿Una copa de vino fuera y luego volvemos? “No”  dice jadeando, “Sigamos” Me besa. Se relanza el juego  y rápidamente se desplaza, el tacto, siento cada caricia, mis dedos  buscan y aprieto fuerte los dientes. Es apasionado y voraz, siento toda su energía contra mi . Descubro sus labios calientes, que cambian de color, que se encienden.
Estoy entre  sus brazos , estoy de acuerdo.  Vamos a su cuarto, la  música suena a todo volumen en la casa, me siento como el ritmo  entra en mí. Sin prisa, aplazado, su cuerpo aparece poco a poco, flexible como un junco, duro, rápido, estamos desnudos bajo las sábanas y nos abrazamos con fuerza. Suave líquido de la vida suave, el licor de la alegría.
Me parece muy dulce, nos besamos como si fuesemos animales curiosos, oliendo, lamiendo uno al otro.
Besos en los labios, mis senos  están a la espera de su parte,  la piel de mi abdomen. Explorando con tus manos en sitios llenos de energía luminosa. Cierro los ojos y sólo tengo buenas sensaciones.  Los abro y veo tu rostro que irradia placer a estragos, sin piedad, liberando un grito mientras tu cuerpo tiembla. Sin límites y temores, es vivir  la vida aprovechando el presente, aquí y ahora, sin pasado y futuro, suspendido en el tiempo. Su símbolo es la mariposa, libre, sin jaulas ¿Para qué esperar otra flor que nunca aparecerá?

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.